martes, 8 de enero de 2013

Ya no más

Escribí un texto cada vez que sentí el corazón roto y el resto del cuerpo ileso,
Tuve tantas musas como ganas y cuando estuve vacío me inspiré en las mentiras que hay en mi.
Fingí inmunidad a tus encantos, navegué en sueños que no fueron,
y dormí usando como almohada algún que otro cuerpo.
Me llené de personas que no quise y creo que hice el amor sin querer.
Perdí la cordura cuando todo estaba calmo, luego de volverme loco mirando la tranquilidad de un cuento inventado.
Mande a la mierda a mis ganas de encontrarte, asesinando a quemarropa mi intento de idealizarte.
Me forcé hacer cosas que creí útiles para enamorarte, luego comprendí que para amar hay que conformarse con lo que tiene para dar la otra parte.
Canté con los ojos cerrados para sentirte cerca, fumé perdiendo la cuenta y bebí varias botellas de wisky intentando así sacarte de mi mente para encerrarte en mi cuarto. Te hice el amor sin tocarnos.
Pero hoy, me harté de buscar metáforas innecesarias, me aburrí de tener un excusa bajo la manga, me cansé de adivinar lo que sentías. Ya no quiero más especulaciones que no son mías.




Abrí los ojos, ya no escapes de tu realidad.
Deja de esconderte, levanta la cabeza, mira, sentí.
Soltalo, dejalo ir.

Vivir es un elegir constantemente, desde lo más simple o complicado, vivir.
Cuando uno esta frente a dos opciones y elige una debe estar seguro de eso. Elegir es cruzar un puerta, y uno no puede andar cruzando puertas dejando el cuerpo en un lugar y la cabeza en otro.



domingo, 4 de noviembre de 2012

Él y yo

La perfección escrita que no puedo tocar,
 y rimas que no concuerdan,
necesito aceite y  unas caderas nuevas, quiero volver a bailar.
Un beso fotografiado, el recuerdo de un junio que no fue.
No pude domar esa fiera en un par de lineas,
no hubo texto con manos que pueda agarrarlo, él se quiso escapar.
Un metro ochenta y pico que me volaron la cabeza,
unos labios que no basaban y unos brazos sin ganas de abrazar.
Música y algo parecido al amor.
No sé si escribiendo te extraño o me extraño,
y me es extraño extrarme, si puedo estar conmigo.
La sensación de vivir incompleto, una mentira
podría ponerle nombre y apellido a mi pena, pero también podría ser cualquiera.
Yo no te quise enamorar.
Yo no te quise.
Yo no te.
Yo no.
yo.

Me invaden unas ganas tremendas de encontrarte,
mirarte y saber que sos vos,
quizás sea por eso que ando como loco buscándote en cualquiera,
cuando realmente sé que si me miro al espejo ahí estoy perdido.








martes, 2 de octubre de 2012

Un pedazo


Interpreto múltiples personajes que viven y mueren en mi cuerpo,yo soy todos, no soy nadie.
Ando buscando en el espejo quien soy cuando no logro verme, inmediatamente, como un acto de magia  se impregna en mi algún personaje que divaga por el aire buscando un cuerpo. Soy Cristian.
Y  mi piel es el limite que mi mente desconoce, camino rápido por miedo a llegar tarde con la seguridad de que así sea, no miro el reloj.
Leo buscando el escape y vivo en una novela que no esta escrita, yo soy todos, no soy nadie.
En medio de la soledad de la calle caen misteriosamente palabras que riman y algunas que no existen.
Enumero lo que quiero sin jerarquizar, y no me veo.
Fuerzo tratando de mechar conceptos, soy un pedazo de todo en busca de ser homogéneo.
Me recuerdo con un pasado que dudo que sea mío, no sé quien fui.
Y así ando caminando por las calles de Buenos Aires, fingiendo estar entero y perdiendo mis pedazos, difícilmente puedas notar a quien interpreto, estudie teatro y no soy esto.


A lo largo del día si hacen carne en nosotros diferentes personajes que nos hacen ver frente a los otros como personas, por ejemplo el empleado, el compañero de la facu, el amigo colgado, etc, a diferencia de algunos hoy traté de darme cuenta cual de todos soy yo y no me encuentro.
No soy el estudiante de periodismo todo el día, no soy el vendedor simpático las 24 horas, ni tampoco soy el paciente (impaciente) de mi psicóloga ( y digo MI psicóloga, loco). Soy todos, no soy nadie, no lo sé.
Quizás deba aprender a caminar con todos ellos en el camino de encontrarme aunque a veces me moleste.
Esto es catarsis escrita, literatura barata.

(abril 2010)

domingo, 2 de septiembre de 2012

Lunes

Una dieta que termina sin empezar,
promesas que el mediodía se empecina en asesinar.
Despertar con fantasía de amanecer en otro cuerpo,
ganas que se lleva el viento.
Miles de proyectos que no entran en una semana,
la culpa por los minutos que pasan y vos ahí sentado, sin hacer nada.
Un nuevo comienzo mentiroso, y la promesa de no pensarte.
Entre tanto pensar que quiero hacer pasa el tiempo.
Martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo
y otra vez una dieta que termina sin empezar...

jueves, 9 de agosto de 2012

(Lo quiso)

Lloro a letras que escribo, duermo a ideas, respiro en renglones, y no encuentro un punto.
Trato de ser fiel a lo que siento, pero lamento no encontrar las palabras justas que desnuden el alma, que liberen demonios. Muerdo mis dedos para no escribirte y herido lo sigo haciendo.


Mientras más profundo sea el fondo mayor será el impulso, y yo te reto a romperme el corazón.
Cansado ya de soñar el encuentro ideal, un te amo sin preguntar, un beso inexistente.

Como no sé escribir ficción debo remitirme a la realidad.

Un metro ochenta y pico que me rompió la cabeza, unos ojos que no olvido y reprimo mis ganas de quererte, asesino mis ganas de abrazarte cuando recuerdo no te tuve y te he perdido.
El dueño de los mejores y peores textos, las noches de insomnio ideando el plan perfecto para no enamorarte.
¿Qué hice?
Llamadas a cualquier hora, y tus "hola".
Mensajes de texto y mis "te extraño".
Extraño.
No logro entender por qué lo hice.
Y tus respuestas dijeron capricho a lo que yo llamé amor.
Mis penas tuvieron nombre propio, mis penas fuiste vos.


Y te busco en recuerdos para escribir, trato de ponerle color a lo gris.
Hoy sos extraño, uno de esos que me dan ganas de volver a conocerlo.

Extraño tu cuerpo, me acerco en palabras.




lunes, 6 de agosto de 2012

Un texto que quiso ser algo

"Entonces rompé la relación con  tu corazón que no tiene nada que liberar y reemplazalo con la belleza de las palabras"
 Jonatan Gioia


Buscando muy en fondo hoy puedo ver que todavía sigo,
los restos que fui, que soy, quieren ser algo.
Jugar al olvido no sirve si mi cuerpo es plagado de cicatrices,
y trato así como estoy tengo el tupé de intentar escribir un texto feliz.
Sería fácil si usará esto para mentir en una realidad que no tengo, que quiero.
Pero hay algo dentro mío que hoy, ahora, en este instante me hace sentir distinto.
(Y escribo en oraciones con un punto bien marcado que quiere decir algo, pero no voy  darle el lugar a mi cabeza para que me siga machacando)

Me tomé unos instantes para cerrar los ojos y verme, ahora me encuentro.
Sonreí porque te soñé, te sentí tan cerca que casi pude abrazarte y hoy sos el aire.
Respiré profundo para sentir tu olor, ya estabas dentro mío.
(piensa unos instantes, busca recuerdos y no encuentra nada, se frustra, piensa que la inspiración se escapó por la ventana).

A veces no esta bueno forzar a la cabeza para pensar lo que no quiere, 
así como tampoco esta bueno hacerlo para terminar de hacerla mierda pensando algo que tampoco quiere,
todo se trata de hacer equilibro sin caerte.


No sé lo que acabo de escribir y tampoco tengo ganas de preguntármelo, estoy tratando de entender que no todo tiene respuestas o fundamentos, estoy tratando de entender que a veces no puedo plasmar perfectamente lo que siento.


martes, 24 de julio de 2012

Hoy no


De nada sirve abrazar recuerdos, si el reflejo del espejo no soy yo.
Caprichosa e inconstante son mis ganas de encontrarme, si perdido a veces me encuentro, si a veces es mejor perderme que encontrarme.
Suena música que no escucho, digo cosas que callo y a veces tengo sueño.
La cordura y el sexo abstracto, besos que me guardo y mis ganas de estar (enamorado).
Escribo en oraciones, que quieren ser párrafos, mientras acumulo lo que me motiva hacer algo.
Me olvido lo que quiero, pero recuerdo que me olvido.
Me escapo de la realidad durmiendo y soñando siento que vivo.
¿Qué espero?

No tengo ganas de ser lógico, quiero peder la cabeza de una puta vez.
Y si quiero puedo también escribir de corrido, hacer lo que quiero y mentirme sentiendo que todo esto es mío. Manejo lo que pasa y dejo pasar, yo no me subo. No tengo ganas de irme, tampoco me quiero quedar, si todavía no entiendo muy bien donde estoy parado, si a veces siento que sigo dormido.
Perdí mi corazón hace algún tiempo en Av Córdoba y Junin, enterré mi felicidad en el cementerio de San Martin, perdí mi cabeza en un segundo piso, y aún así (con los restos) sigo vivo.

ExtrañandoMEextrañandoME.

viernes, 4 de mayo de 2012

Hoja en blanco


Frente a la hoja en blanco puedo sentirme vacío de musas o lleno de ganas de escribir,
puedo mirarme y no verme, puedo respirar, latir y no vivir.
Tengo tinta como para un libro, pero solo tengo una hoja. La letra grande ayuda a llenar espacios vacios, pero reduce todo la mitad, la letra chica es demasiado para el lugar, no se entiende.
Y comienzo a escribir  sin mayúsculas, y comienzo a escribir sin signos de puntuación y nada tiene sentido porque puedo poner lo que quiera como quiero sin saber porque lo hago y al leerlo me quedo sin respiracion y porque no existe un punto y releo necesito una coma necesito otro párrafo necesito parar  dejar de seguir de largo no puedo encontrarle sentido y todo parece demasiado repetitivo

Así estoy, sin pausas que sean comas, sin puntos que indiquen continuidad, sin punto final



A veces me guardo las explicaciones para mi, y otras las desnudo el diván.



lunes, 23 de abril de 2012

Fritz y la puta madre.

Tenía pensado otro texto retorcido, donde escondo en palabras sin sentido
sentimientos, pero ahora me tiro a algo que creo que es un poco más fácil.
Hace días descubrí que a veces la elección de alguien "no correcto", por llamarlo así, esta sumamente ligada a nosotros.
Lo pongo en ejemplo, y con esto no quiero ser el Claudio María Domínguez gay, ni mucho menos.
Persona A se enamoró de persona B, sabiendo que con esa persona jamás llegarían a algo.
Esta Persona A siempre quiere tener en sus manos el poder de decisión con respecto al amor, piensa que puede manejarlo y no deja nada libre a especulaciones, en fin, es calculador.
Conoció a persona B y pongámosle que se enamoró, no supo que hacer, se desespero y todas esas sarta de boludeces que le pasan a uno cuando le mueven un poquito el piso.
Volviendo al tema, si Persona A siempre supo que nunca pasaría nada con Persona B, todo siempre estuvo claro desde un principio, y no dejó nada libre al azar.
Estoy loco, creo que Fritz me esta quemando la cabeza.
Ahora si, le escribo otro puto texto y todos felices.



Por las calles que estuvimos aún hoy me sigo tropezando con recuerdos.
Por las calles que estuvimos hoy yo entierro tus recuerdos.
Cada lugar tiene un momento, y hasta en el aire yo te siento.
Cada lugar parece decirme que acá descansan tus restos.
Olvidarte es imposible, olvidarte yo no quiero y
Olvidarte no hace más que alejarme de lo feo.
Te olvido recordando, y me
Te
recuerdo olvidando, te
Recuerdo tan cerca tuyo, tan lejos mío que a veces me extraño.
recuerdo como siempre, te recuerdo tan extraño.


Una cosa son dos cosas y dos cosas no son una cosa.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Volver jamás

Amague no volver a escribir jamás y jamás lo hice.
Prometí no volver y acá estoy,
volviendo a escribir "Volver jamás"



Razones tengo de sobra para pretender no sé qué,
yo que sé todo, que no sé nada.
Jugando a decir lo que siento y lo siento por mí.
No porque yo solo lo sienta, sino porque pasa.
Me enredo en palabras buscando una salida que no sea entrada
y tengo ganas de ir, de quedarme saliendo o de entrar sin salir.
Buscando entender me entiendo que no entiendo.
No hay lugar físico para encontrarme si estoy acá y allá.
Me abrazo para sentirme, me hablo cuando necesito escucharme y es en vano.
¿Por dónde andarás?
¿Sabrás que te extraño?
No encuentro preguntas y no quedan ganas de formularlas
si las respuestas no son más que más dudas.
Desnudo salgo corriendo, escapándome de mí para no volver,
perdido, estoy perdido.


Puedo responder a mis preguntas,
puedo decirme lo que quiero escuchar,
pero serían palabras sin sentido,
serían letras sueltas que no dicen nada.